Consejos para cuidar tu ropa interior

lenceria por mayor

En primer lugar, te recomendamos Lavar siempre tu ropa interior nueva ya que durante el proceso de fabricación, las prendas son manipuladas por distintas personas, por lo que para una mayor seguridad de higiene, lávala siempre antes de usarla.

    • Lavado.

Tu lencería se conservara mejor si es lavada a mano y con un jabón especial. Asegúrate de enjuagar bien la prenda para que no queden restos de detergente, por ello te recomendamos prestar particular atención a los productos de limpieza que usas, ya que muchos pueden dejar residuos de jabón en las prendas, favoreciendo la irritación durante su uso, de igual manera te recomendamos evitar el uso de suavizantes perfumados por las mismas razones.
Recuerda no frotar ni retorcer la prenda para eliminar el exceso de agua, ya que muchos de los materiales que la componen pueden ser bastante sensibles y dañarse.

    • Lavado en lavarropas

Si optas por el lavado a máquina, recordá colocar cada conjunto en una bolsita independiente de malla o red, para que el roce no las estropee, se salgan los arcos o las ballenas, o los breteles se enganchen a otras prendas dañándose ambas por el estiramiento, así, con estos cuidados evitarás el roce con otras prendas y evitaras que los arcos dañen la lavadora.
Tené la precaución de seleccionar un programa específico para ropa delicada y sin centrifugado, ya que el mismo puede deteriorar los arcos del corpiño y hacer que el relleno (taza soft) se estropee.
Si es la primera vez que lavas la prenda, es preferible cerciorarte de que no destiña, para ello colócala en un balde de agua fría desde la noche anterior para comprobar que no manchará el resto de tus prendas.
Evita lavar las prendas de ropa interior femenina con otras que contengan broches metálicos, ganchos o cierres, que puedan deshilacharlas.
Es aconsejable lavar tus corpiños abrochados, así evitaras que se enganchen deformándose al estirarse y no dañaras otras prendas.

    • Temperatura del agua de lavado.

Lava tu lencería con agua fría, de esta manera, evitas la formación de bolitas (pelusa) y la decoloración de tus prendas. Recuerda que el agua caliente deforma las prendas pudiendo provocar que algunos tejidos encojan, y de esta manera los arcos salgan hacia el exterior.

    • Secado.

se aconseja su secado al aire libre y a la sombra, ya que la luz solar directa puede dañar el color de tus prendas.

    • Otros consejos.

Para evitar que la zona de la axila se ponga amarilla, usa tu desodorante antes de ponerte la prenda, de este modo evitaras mancharla.
Guarda tu lencería en un cajón aparte, separada del resto de la ropa, ya que sus delicados tejidos pueden sufrir enganches o rasguños que arruinen su integridad.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.